martes, 20 de noviembre de 2012

Tanto tiempo esperándolo...


Y ya pasó! Si, ladies and gentlemen, tantos días esperando el día de volver a ver a mi familia y ahora ya ha pasado una semana desde que partieron de nuevo rumbo a España. 
















La espera fue eterna, y cuando ya estaban aquí, cuando ya los tenía delante...¡CHAS! un abrir y cerrar de ojos y volvía a estar en Michigan... ¡Qué 
injusto! 




La verdad que volver a empezar esta semana ha sido bastante duro, dejar NYC fue muy duro en si, sabiendo lo que me esperaba al volver aquí. Esta vez, despedirme de ellos, fue mucho peor que cuando paseaba llorando por los pasillos del aeropuerto de Alicante el 30 de julio...



 Pero no todo va a ser malo, claro que no, pasamos 5 días de risas, historias varias, alegría, tristeza, mal comer, pateos eternos, mis padres y su predisposición a aprender inglés... Y muchas cosas que seguro que aquí se me olvida mencionarlas!!


Lo que vino después...pues, sinceramente lo tenía claro, esto iba a pasar, ya lo 
sabía, lo que no sabía es que después de 
esta visita, yo me iba a plantear tantas cosas. Aunque bueno, después de 
todas las historias que han pasado aquí, más o
menos podía hacerme una idea. Y aunque la semana ha pasado bastante rápida, estas dos siguientes semanas voy a trabajar lo que no está escrito y más, será el regalo que me dejan por haberme cogido dos días de vacaciones (qué majosss) Eso si, a ellos que no les falte el jiji jaja, amigos, copichuelas, cenas y bueno...pa qué!
















Eso sí, está claro que no todo va a ser malo (a veces es que me pongo muy negativa, pero para nada) esto está siendo una experiencia que sin duda va a marcar un antes y un después en mi, estoy aprendiendo muchísimo y de aquí me voy a llevar grandes amistades, así que de momento, me quedo con eso!







 Y ya de paso, decirle a mi familia (que se que cotillean el blog día si y día también) que ya lo saben, que los echo muchísimo de menos y que aquí me hacen mucha falta, mucho más después de haberlos visto. Esto va poco a poco, pero ya dicen que no hay mal que por bien no venga ¿no?





Y bueno, de momento, viviré mi primer Thanksgiving aquí, la verdad es que a mi tampoco es que me emocione mucho (sobre todo porque los niños no tienen colegio en toda la semana) pero es taaaan importante aquí... que habrá que vivirlo!! Y a ver si cae algo en el Black Friday, que aunque no tenga tiempo libre ni nada, intentaremos ir the shopping si es que se puede!! 






Tampoco lo voy a hacer más largo, esta vez no me apetece empezar a contar todas mis penas por aquí (que si empiezo no acabo). Así que sin más. Volveré a actualizar dentro de un mes :)