lunes, 13 de mayo de 2013

Definitivamente...yo no sirvo para actualizar a la gente desde un blog!

Lo sé, antes al menos actualizaba una vez al mes, ahora como que se me está yendo un poco de las manos. Pero es lo que tiene ser au pair, que no hay tiempo. Que cuando no es por trabajo es porque también hay que dedicarse un poco de tiempo a una misma y disfrutar, porque el tiempo pasa muy (pero que muuuuy) rápido.

Ya 9 meses aquí, casi casi 10...y a mi quien me lo iba a decir...Aún recuerdo que al principio pensaba, "bien, un año es mucho, así que voy un año y después me vuelvo a mi casa" Ahahahahahahahah que inocente!! Así que como siento que aún no he vivido todo lo que tengo que vivir aquí, he decidido que esta aventura se va a alargar otro año más... Y siguiendo el refrán de "más vale malo conocido que bueno por conocer" pues me quedo con la misma familia. 

En este lapso de tiempo han pasado tantas cosas que no puedo actualizarlo todo ya que hay cosas que seguro que ya se me han olvidado. Pero bueno, como la última entrada fue antes de mudarme a la nueva familia después del periodo de rematch, hablaré un poco de ese estresante proceso y de la llegada a la nueva casa.

Periodo de Rematch = agonía. Aún recuerdo la incertidumbre, los nervios, los millones de preguntas, las cero respuestas, el reloj que creo que corría más rápido de lo normal.... Nada agradable, pero que a veces no hay más solución que afrontarlo. Aunque cueste, pero con optimismo todo se consigue. Así que después de dudas y dudas, decidí quedarme en Michigan. Y mira que no es el estado que más me guste, pero en realidad tiene algo que no me deja escapar de aquí. 

Así que nada, después de casi dos semanas sin hacer nada ya me mudé a la nueva familia. Todo genial, si, pero la adaptación creo que es peor que la primera vez que vienes a USA. No sé si es porque estás acostumbrada a una rutina y hay que cambiarlo todo, o porqué, pero para mi este cambio fue muy grande. Y eso que lo que tenía alrededor ya lo conocía, pero bueno, fueron un par de semanas para que todos nos adaptásemos y ya está, vida normalizada otra vez. 

El cambio? No pudo ser mejor, aunque con sus más y sus menos porque no existe familia perfecta, pero sin duda pasé del negro al blanco. Esa es la razón por la que decidí extender, porque después de 6 meses sintiendo que era el momento de volver a casa, ahora estoy disfrutando esto al 200% porque una vez se está agusto en "casa" todo lo demás mejora. Así que por esa parte no tengo queja, al fin encontré a los host kids que me hicieron ver que en realidad puedo hacer este trabajo y que no soy tan mala como pensaba que era cuando estaba en la otra familia. 

Las cosas han ido bien durante este tiempo, las niñas genial, me llevaron con ellas de vacaciones a florida, este finde nos vamos a nueva york, cuentan conmigo para todo....al fin dejé de ser la chacha yuhuuuu!!! 

Y sin más que decir por ahora, desde aquí animar a todas aquellas que están con la duda de si entrar a rematch o no. Sin pensarlo, hay millones de familias y todo cambio siempre suele ser a mejor. Que no hemos venido hasta tan lejos para tener una mala experiencia!!! 

Esta vez no me comprometo a actualizar pronto... :)